La Escuela de verano con intervención terapéutica de ANA cierra sus puertas hasta las Navidades habiendo contado con 25 profesionales, 120 voluntariados y 80 niños y jóvenes durante el verano.

Hoy la VII Edición de la Escuela de verano con intervención terapéutica de la Asociación Navarra de Autismo cierra sus puertas hasta las Navidades. Los niños y jóvenes de ANA han dicho adiós a la Escuela de verano con una gran fiesta de despedida con hinchables. Además, Camino Liras de Teatro Ilusiona ha amenizado la jornada con un teatro.

El proyecto nació en 2012 debido a la necesidad de ofrecer una escuela estructurada durante los periodos no lectivos ya que está comprobado que resulta realmente beneficiosa para que los niños, niñas y jóvenes con Autismo continúen con una rutina específica con los apoyos necesarios (aulas estables con los apoyos visuales individualizados, número reducido de alumnos por aula y profesionales especializados) para mantener los avances conseguidos durante el curso escolar, no sufrir retrocesos y para poder llevar a cabo un aprendizaje de nuevas habilidades.

Desde la entidad agradecemos a la Comunidad Educativa del colegio José María de Huarte su implicación. También agradecen la labor inmensa que han realizado los 25 profesionales y 120 voluntariados que han participado en este proyecto.

Este año como novedad se han incorporado las actividades de informática, realidad virtual, natación adaptada en el Club Deportivo Larraina, campamento inclusivo con Cruz Navarra y se ha continuado con las salidas de piragüismo y de piscina gracias la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona.

Desde ANA no tenemos más que palabras de agradecimiento hacia todos los voluntarios que dedican parte o todas sus vacaciones a colaborar en este proyecto, con una gran dedicación y con mucho cariño, sin ellos la escuela de verano y de Navidad no podría realizarse.

Comparte y danos a conocer!