El salón de actos de la Biblioteca del Edificio de Ciencias de la Universidad de Navarra ha acogido este fin de semana, un curso de formación muy específica en PROBLEMAS DE CONDUCTA organizado por la Asociación Navarra de Autismo. La ponente, Rosa Alvárez, Psicóloga clínica, es Docente en el grado de Psicología, en dos Másters de la Universidad de Sevilla y en el Máster Interuniversitario de Neurociencia Cognitiva y Necesidades Educativas Específicas de Tenerife y fue Directora del Centro de Educación Especial “Angel Rivière”. Actualmente es Directora técnica de la Federación Autismo Andalucía y es Especialista en Apoyo Conductual Positivo y Entorno socio-afectivo de personas con Autismo.

Profesionales educativos y sanitarios han seguido con atención una forma de intervención respetuosa con los derechos de la persona con Autismo y basada en el Apoyo Conductual Positivo, “ACP”, para gestionar las conductas desafiantes, rabietas, el autoaislamiento y las autoagresiones que en ocasiones afectan a las personas con Autismo, centrándose en poder averiguar las razones que impulsan a la persona a tener estas conductas y aprendiendo a crear y apoyar contextos que incrementen la calidad de vida (desarrollo personal, salud, social, familiar, trabajo, ocio y tiempo libre, etc.), haciendo que las conductas problemáticas para aquellas personas que las presentan sean menos eficaces, eficientes y relevantes y que las conductas alternativas sean más funcionales.

27459178_1712456788812979_9081329965196655982_n

Durante ocho intensas horas Rosa Alvárez ha desarrollado los diferentes apoyos para prevenir estas situaciones y la utilización de estrategias lo menos aversivas posibles, de ahí su denominación de “Apoyo Positivo” para intervenir en estereotipias, con un enfoque proactivo en primer lugar y reactivo posteriormente e involucrando a un equipo multidisciplinar que incluye a los profesionales sanitarios, educativos y a la propia familia.

 Además se ha hecho un recorrido por las diversas formas de contención física y mecánica así como los aspectos éticos de la intervención. Los derechos de las personas con Autismo, como el Derecho a la Comunicación, implica no solo tener libertad de expresión para poder comunicar los pensamientos e ideas sino un paso más, tener la opción de expresarse aportando a la persona con Autismo un sistema de comunicación aumentativo y alternativo. Igualmente se han abordado temas importantes como el Derecho a la intimidad, el Derecho a que las reacciones de la persona con Autismo sean protegidas del juicio público o su Derecho a disfrutar de relaciones emocionales, que junto con el Derecho a Elegir van a contribuir a su autodeterminación y autonomía como personas.
27657523_10213959284150146_4805382882293299669_n

La última parte de la Formación se ha centrado en el enfoque proactivo, utilizando sistemas de estructuración con equilibrio entre estructura y flexibilidad, proporcionando límites claros, dando respuesta a sus intereses, interpretando las conductas, creando entornos seguros y comprensibles.

La presidenta de ANA, Amaya Áriz, ha insistido en la importancia de que los profesionales educativos y sanitarios tengan la máxima formación en Autismo, habiendo abordado en este curso uno de los problemas más complicados y al mismo tiempo más importantes en el día a día de las personas con Autismo.

La Asociación Navarra de Autismo agradece de corazón la participación de todos los asistentes al curso de formación.

Comparte y danos a conocer!